En París se realiza la COP21 sobre Cambio Climático

pariscop1

París es hoy sede de un encuentro internacional que, durante once días, reúne a presidentes de más de 150 países y que tiene por objetivo el cambio climático: cómo frenar su avance y de qué manera combatir las consecuencias que ya se hacen sentir.

Quien dio por inaugurado el encuentro COP21 fue el ministro peruano de Medio Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, que se mostró “convencido” de que se logrará un acuerdo en París, antes de dar el relevo al ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, que preside la COP21.

“Quiero transmitir una señal fuerte de esperanza de que podemos conseguir hacer frente a las consecuencias del cambio climático a través de un acuerdo”, indicó Pulgar quien agregó, a tres semanas de los atentados jihadistas de París que costaron la vida a 130 personas, que “el calentamiento climático y el terrorismo” son “las grandes amenazas del mundo actual”.

Con el objetivo de alcanzar soluciones concretas para frenar el cambio climático y salvar al planeta, los países que se dan cita en la Conferencia de las Partes (COP21) en París, buscan acordar una estabilización del aumento de temperatura en dos grados centígrados hacia finales de siglo.

En este sentido, diferentes naciones de Latinoamérica piden un cambio en los modelos económicos y de conservación para salvar al planeta y en particular, el presidente de Bolivia, Evo Morales, entregó las conclusiones sobre el Encuentro Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático.

Sólo Suramérica tiene casi la mitad de la biodiversidad terrestre, más de un cuarto de sus bosques y es -biológicamente- la más diversa del mundo, de acuerdo con el informe “América Latina y el Caribe: una superpotencia de biodiversidad”, realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Bolivia: El capitalismo provocará desaparición de la vida en el planeta

La propuesta del presidente Evo Morales pide acciones como descolonizar los recursos naturales y constituir un Tribunal Internacional de Justicia Climática.

evo-cop21

Para Bolivia se hace necesario adoptar un nuevo modelo “civilizatorio” en el mundo, construir un sistema climático basado en la responsabilidad con el entorno y defender los bienes comunes y universales -mares, agua y espacio atmosférico.

Estas medidas se incluyen en el documento “Contribuciones Previstas y Determinadas” que se presentará durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 21).

Durante su intervención, el mandatario boliviano se refirió además al capitalismo como principal causa de la destrucción del planeta, por lo que se mostró optimista al elevar algunos planteamientos recogidos por los movimientos sociales en octubre pasado.

“Tenemos hoy un encuentro histórico y único pero con la responsabilidad con la Madre Tierra. Debemos expresar nuestra preocupación por los dramáticos efectos del cambio climático que amenazan a la Pachamama”, enfatizó.

Morales dejó claro que mientras los países asuman las vías del capitalismo, “estaremos condenados a desaparecer”.

Bolivia es el primer país en proclamar los derechos de la Madre Tierra y practicar la filosofía andina del “buen vivir”, y es una de las naciones líderes en la lucha contra el cambio climático, que es la más trascendental de todas las tareas que tiene por delante la humanidad.

En este ámbito es la más desarrollada ante muchos países de Europa e incluso Estados Unidos, pues tiene la mayor cantidad de árboles por persona en América Latina. Perú tiene 1.500; Brasil, 1.400; Argentina, 1.200; Colombia, 1.000; Ecuador, 600; Paraguay, 2.500; y Bolivia, 5.400. Y en 2016, sembrarán cinco millones de árboles más.

El presidente boliviano, Evo Morales, aseguró hoy aquí, en el marco de la Cumbre sobre Cambio Climático (COP21) que si el mundo continúa por el rumbo del capitalismo, la vida en el planeta está condenada a desaparecer.

“Si continuamos en el camino trazado por el capitalismo estamos condenados a desaparecer”, advirtió Morales durante su intervención en la reunión que reúne a más de 150 líderes mundiales con la intención de llegar a acuerdos para evitar el ascenso de la temperatura en la tierra.

El jefe de Estado boliviano, quien calificó la cumbre como histórica y única, advirtió que la misma implica responsabilidad con la vida y la Madre Tierra, la cual, insistió, se acerca peligrosamente al crepúsculo de su ciclo vital.

Según el mandatario, el sistema capitalista ha desencadenado una fuerza arrolladora y destructiva en nombre de la libertad de mercado, lo cual ha dejado significativas secuelas al planeta.

El capitalismo ha convertido todo en mercancía para beneficio de unos cuantos, denunció, al tiempo que insistió en que no advertir con claridad las causas del origen del cambio climático, sería un acto de traición con la vida y con la Madre Tierra.

“Estamos presentes acá para expresar las causas del calentamiento global y a nombre de los movimientos sociales del mundo, hacer entrega de las conclusiones de la conferencia mundial sobre el cambio climático celebrada en Cochabamba, con delegados de los cinco continentes”, comentó.

Según Morales, debemos escuchar a los pueblos, a los científicos, para salvar la vida. Participamos en esta cumbre para expresar nuestra profunda preocupación por los dramáticos efectos del cambio climático, y entregar el manifiesto al que hemos llamado “Salvar la Madre Tierra para salvar la vida”.

Pedimos el cese de la irreversible destrucción del planeta y recordamos que el capitalismo ha desarrollado una fuerza arrolladora y destructiva de la vida, inspirado en la producción de bienes de consumo que hoy destrozan la naturaleza, con guerras de conquistas.

No podemos mantener el silencio cómplice, ni hablar de prudencia, cuando estamos en el umbral de la destrucción de la vida, comentó, en tanto aclaró que en los dos últimos dos siglos el capitalismo lo convirtió todo en mercancía.

Hoy observamos con angustia que cientos de pueblos y culturas han desaparecido y otros están desapareciendo y que millones de personas mueren como consecuencia del hambre y las enfermedades, y que la historia del mundo se ha llenado de masacres, sangre, horror e injusticias, recalcó.

Para Morales, el individualismo y el consumismo son una plaga que condena a la humanidad a desaparecer.

Los 10 puntos de Bolivia para salvar la Madre Tierra

Una propuesta de Bolivia pide acciones como descolonizar los recursos naturales y constituir un Tribunal Internacional de Justicia Climática.

Adoptar un nuevo modelo “civilizatorio” en el mundo, construir un sistema climático basado en la responsabilidad con el entorno y defender los bienes comunes y universales -mares, agua y espacio atmosférico-, esas son algunas de las propuestas planteadas por Bolivia para luchar contra el cambio climático y proteger la Madre Tierra.

Tales medidas se incluyen en el documento “Contribuciones Previstas y Determinadas” que el presidente de la nación suramericana, Evo Morales, entregó este domingo al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para presentar durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 21), que se realizará en París en diciembre venidero.

“Saben que hay un debate fuerte en el mundo sobre la Madre Tierra, la Pachamama, y los gobiernos tenemos la responsabilidad de entregar un documento a las Naciones Unidas”, explicó el mandatario junto a Ban, quien visitó Bolivia para participar en la II Cumbre Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Defensa de la Vida, que se celebra hasta hoy en el departamento de Cochabamba.

10 puntos contra el cambio climático:

1-  Adoptar un nuevo modelo “civilizatorio” en el mundo, sin consumismo, “guerrerismo”, mercantilismo ni capitalismo, construyendo y consolidando un orden mundial para el “vivir bien”.

2- Construir un sistema climático basado en la responsabilidad con la Madre Tierra y con la cultura de la vida, para la realización plena de la humanidad, en su desarrollo integral.

3-  Incentivar la protección de los derechos de la Madre Tierra, de forma articulada con los derechos de los pueblos para su desarrollo integral.

4- Defender los bienes comunes y universales, como mares, agua,  espacio atmosférico, promoviendo el acceso de los pueblos al patrimonio común.

5- Abogar por la eliminación de patentes de las tecnologías y el reconocimiento del derecho humano a la ciencia y tecnología de la vida.

6- Pedir a los gobiernos del mundo concebir el agua como un derecho humano.

7- Constituir un Tribunal Internacional de Justicia Climática y Madre Tierra, “para facilitar que los países cumplan sus compromisos internacionales con el cambio climático”, en un contexto de respeto a los derechos de los pueblos y de la Madre Tierra.

8- Destinar los recursos de la maquinaria militar de las potencias imperiales y de los promotores de la guerra, para financiar las acciones de los pueblos contra el cambio climático, es decir, “en vez de que gasten plata en guerras, más bien nos den plata para cuidar el medio ambiente”.

9- Erradicar la mercantilización de la naturaleza y de los mercados de carbono, que promueven millones de negocios climáticos, pero no resuelven el problema de la crisis climática.

10- Promover la descolonización de los recursos naturales, de visiones coloniales ambientales sesgadas, y que ven a los pueblos del sur como guardabosques de los países del norte, y a las comunidades, como enemigos de la naturaleza.

—————————————————————————————————————————————-

Ecuador: Correa propone la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Ambiental

El presidente ecuatoriano Rafael Correa fué uno de los primeros hablar en la inauguración de la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP21), que inició este lunes en París, aunque las negociaciones para buscar acuerdos iniciaron la víspera.

rafael_correa_acto_en_quito_30-9-14

“Expectativas, no muchas, porque al final del día todo es cuestión de poderes; el mundo se rige por el poder, no por la justicia”, afirmó a medios locales poco antes de viajar a Francia, adonde llegó el pasado miércoles para cumplir actividades académicas en la ciudad de Poitiers.

Justicia ambiental propuso el presidente Rafael Correa, quien asegura que de la lógica capitalista no se va a poder resolver el problema del cambio climático, sino en una palabra que define al socialismo, “que es justicia (…) justicia ambiental”. Su argumento es que en el mundo “la justicia es tan solo la conveniencia del más fuerte”, y explicó que los más fuertes son los que más contaminan y los más débiles, como Ecuador, “generan medio ambiente, sano y puro por la selva amazónica”.

“¿Por qué los más fuertes que son los que contaminan le van a pagar a los más débiles por el medio ambiente?”, cuestionaba el jefe de Estado, a su vez que explicaba que la posición de Ecuador se refiere a la compensación por las Emisiones Netas Evitadas a los países que con sus bosques permiten conservar el planeta.

Esto significa que los países contaminadores reconozcan el daño que han hecho en los países latinoamericanos, para cuantificar y pagar la deuda ecológica que tienen los países más ricos y evitar que esa deuda siga creciendo “porque si no todos seremos pobres”.

A criterio de Correa, los grandes contaminadores deben pagar por la polución generada y compensar a los países menos desarrollados, que son los más afectados por el cambio climático.

Ecuador había lanzado una propuesta bajo este criterio para la no explotación de una parte del Parque Nacional Yasuní, que pretendía recolectar 3.600 millones de dólares a cambio de dejar bajo tierra 920 millones de barriles de petróleo, que corresponde al 20% de reservas comprobadas.

Según explicó, existe un mecanismo de compensación de la ONU y en el Protocolo de Kyoto, pero falta el concepto integral.

Ecuador insiste en que si “no hay cárcel a una transnacional, ésta destruye nuestra naturaleza”, por lo que reveló que esto se trata de un problema político y para resolverlo es necesario que todos firmen el pacto, como EE.UU. que no firmó el protocolo de Kioto.

En este sentido, el jefe de estado ecuatoriano, propuso la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Ambiental que permita proteger los derechos de la naturaleza y hacer pagar las consecuencias de sus daños a las naciones vinculantes.

“La principal respuesta para la lucha del cambio climático es crear la Corte Internacional de Justicia Ambiental, para sancionar los atentados contra los derechos de la naturaleza y establecer las obligaciones en cuanto a la deuda ecológica de consumo de bienes ambientales”.

“Nada justifica que tengamos tribunales para proteger inversiones, para obligar a pagar deudas financieras, pero que no tengamos tribunales para proteger la naturaleza y obligar a los países a pagar las deudas ambientales”, enfatizó.

El mandatario, quien intervino en representación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), propuso, además, la elaboración de un tratado mundial que declare a aquellas tecnologías que mitiguen el cambio climático como bienes públicos globales, a fin de garantizar su libre acceso.

Para Correa, esta deuda ecológica exige también una Declaración Universal de los Derechos de la Naturaleza, cuyo principio fundamental sea que “el medio ambiente, por ser fuente de vida, pueda seguir existiendo y ofreciendo los mecanismos necesarios para que nuestras sociedades logren alcanzar el buen vivir.”

El mandatario de la nación meridional criticó que “se trata sólo de la perversa lógica de privatizar los beneficios y socializar las pérdidas.

———————————————————————————————————————-

Brasil

Entre tanto, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, resaltó que además de un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, tiene que buscarse también “contribuir al desarrollo mundial”.

“Hay un sentimiento de urgencia y tenemos que dar muestras de liderazgo. Nuestra acción será útil si es colectiva. La mejor manera de buscar soluciones es unirnos para encontrar un acuerdo equitativo, ambicioso y duradero”, puntualizó.

Rousseff, afirmó que la COP21 será un momento histórico de los esfuerzos para el desarrollo del mundo.

—————————————————————————————————————————————

Cuba: solución ante cambio climático implica eliminar la pobreza

migueldiazcanel

El primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, afirmó hoy en la cumbre del clima que una solución para enfrentar el calentamiento global debe contemplar eliminar la pobreza y promover un orden económico internacional más justo y equitativo.

“La única solución real y justa para enfrentar el cambio climático debe venir de la modificación de los patrones de producción y consumo, la eliminación del atraso y la pobreza, y la promoción de un orden económico internacional más justo y equitativo”, dijo Díaz-Canel ante el plenario de la Conferencia sobre Cambio Climático COP21, haciendo referencias a palabras del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Recordó que transcurrieron ya 23 años desde que en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro Fidel Castro alertó al mundo de que “una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre”.

El representante de la mayor de las Antillas destacó que es indispensable estabilizar la temperatura global en el entorno de 1,5 grados Celsius, como justamente reclaman los pequeños Estados insulares en desarrollo, los cuales se encuentran en la primera línea de enfrentamiento al cambio climático global.

Subrayó que Cuba asiste a esta Conferencia para abogar por un acuerdo sustentado en una aplicación más efectiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas.

El acuerdo de París -acotó- debe entrañar un firme compromiso global para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero con base en el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Asimismo, el establecimiento de un renovado marco de cooperación internacional que asegure la provisión y escalamiento de los recursos y la transferencia de tecnologías para que los países en desarrollo puedan cumplir con las disposiciones del acuerdo.

Advirtió que no se pueden combatir los efectos del cambio climático obstaculizando el desarrollo de los que más lo necesitan ni los esfuerzos nacionales para erradicar la pobreza y el hambre en una extendida geografía del planeta.

La humanidad -expresó- tiene puestas sus esperanzas en los resultados de esta Conferencia, la cual deberá conducir a un acuerdo justo y balanceado, sin retroceder en el compromiso y liderazgo que corresponde a los países desarrollados, que deben asumir con determinación y proporcionalidad su responsabilidad histórica.

Si hace 23 años ya era casi tarde para hacer lo que debíamos haber hecho hacía mucho tiempo, hoy resulta inmoral continuar postergando una acción internacional fortalecida para enfrentar los efectos del cambio climático global, culminó Díaz-Canel, quien encabeza la delegación de Cuba a la COP21.

Integran además la delegación de la isla la ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Elba Rosa Pérez, así como el Embajador de La Habana en París, Héctor Igarza.

A continuación el discurso del jefe de la delegación cubana a la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

París, Francia, 30.11-11.12 2015

Señor Presidente Francois Hollande,

Señor Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon,

Distinguidos Jefes de Estado y de Gobierno, delegados e invitados,

Señor Presidente,

Permítame, ante todo, expresar las condolencias del pueblo y gobierno de Cuba, al pueblo de Francia por las víctimas que ocasionaron los atroces atentados terroristas en París.

Han transcurrido 23 años desde que en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, el Líder Histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, alertara que, y cito, “una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre”. Ya entonces adelantaba que la única solución real y justa debía venir de la modificación de los patrones de producción y consumo surgidos de las antiguas metrópolis coloniales, de políticas imperiales que generaron el atraso y la pobreza para la inmensa mayoría de la humanidad, además de la promoción de un orden económico internacional más justo y equitativo.

Ello sigue siendo hoy una condición indispensable para estabilizar la temperatura global en el entorno de 1,5 grados Celsius, como justamente reclamamos los pequeños Estados insulares en desarrollo, que estamos en la primera línea de enfrentamiento al cambio climático global.

Cuba asiste a esta Conferencia para abogar por un acuerdo sustentado en una aplicación más efectiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas. El acuerdo de París debe entrañar un firme compromiso global para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero con base en el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas, y el establecimiento de un renovado marco de cooperación internacional que asegure la provisión y escalamiento de los recursos y la transferencia de tecnologías para que los países en desarrollo podamos cumplir con las disposiciones del acuerdo.

No se pueden combatir los efectos del cambio climático obstaculizando el desarrollo de los que más lo necesitan ni los esfuerzos nacionales para erradicar la pobreza y el hambre en una extendida geografía de nuestro planeta común.

Señor Presidente:

La humanidad tiene puesta sus esperanzas en los resultados de esta Conferencia, la cual deberá conducir a un acuerdo justo y balanceado, sin retroceder en el compromiso y liderazgo que corresponde a los países desarrollados, que deben asumir con determinación y proporcionalidad su responsabilidad histórica.

Si hace 23 años ya era casi tarde para hacer lo que debíamos haber hecho hacía mucho tiempo, hoy resulta inmoral continuar postergando una acción internacional fortalecida para enfrentar los efectos del cambio climático global. Nosotros, los países en desarrollo, con el apoyo requerido, haremos lo que nos corresponde en esta lucha, que es también nuestra.

Muchas gracias.

———————————————————————————————————————-

Francia: Alerta Hollande sobre gravedad de amenaza climática

hollande

El presidente de Francia, François Hollande, alertó sobre la urgencia de tomar conciencia de la gravedad de la amenaza del calentamiento global para el equilibrio del mundo, al inaugurar la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP21.

El mandatario galo indicó la importancia de esta cumbre para el futuro del clima en la Tierra y de la propia vida humana, antes de recordar los atentados terroristas de hace dos semanas en París. Hollande expresó la gratitud del pueblo francés por la solidaridad y los mensajes recibidos a raíz de esos sucesos.


En otra parte de su intervención ante el plenario, Hollande manifestó que la lucha contra el terrorismo no debe ser opuesta a la lucha contra el calentamiento del planeta, pues son dos grandes desafíos globales que enfrenta la humanidad.

“Tenemos que entregar a nuestros hijos más que un mundo libre del terror. Les debemos un planeta preservado de catástrofes y sostenible”, expresó el mandatario de Francia.

El año pasado, refirió Hollande, rompió todos los récords de temperatura, concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, muchos eventos climáticos extremos como sequías, inundaciones, huracanes, derretimiento del hielo, el aumento de los niveles del mar, la acidificación de los océanos.

Las víctimas de estos fenómenos y los daños se cuentan por millones, a la vez que ningún país o región es inmune a los efectos del clima, apuntó.

Para el presidente francés es una injusticia a resolver que los países más pobres y, por tanto, los menos contaminantes, sean los más afectados por el cambio climático.

Señaló que las catástrofes naturales producidas por el calentamiento global desencadenan más éxodos y hambrunas, lo cual podría generar más guerras.

Los Estados, dijo, podrían no ser capaces de satisfacer las necesidades vitales de su población, con riesgos de hambruna, éxodo rural o enfrentamientos para acceder al agua, cada vez más escasa.

El presidente francés colocó como premisas para el éxito de la cumbre el trazado de una hoja de ruta creíble para contener el calentamiento global por debajo de dos ó de 1,5 grados Celsius, estableciendo un mecanismo de revisión para cumplir los nuestros compromisos cada cinco años.

También pidió una respuesta unitaria. “Ningún Estado debe ser capaz de evadir sus compromisos”, afirmó.

Tampoco, dijo, ningún territorio debe ser dejado a solas con el cambio climático y, en particular, los países más vulnerables, dijo refiriéndose a un grupo de islas que pueden en el corto plazo desaparecer.

Adelantó que el nuevo acuerdo climático debe ser universal, diferenciado y vinculante. Los países desarrollados deben aceptar su responsabilidad histórica, son ellos los que han emitido más gases de efecto invernadero.

Asimismo, que los países emergentes deben acelerar la transición energética, los países en desarrollo deben ser apoyados en su adaptación a los impactos climáticos. De ahí la necesidad de identificar los fondos para facilitar la transferencia de tecnología.

En el parque de exposiciones de Le Bourget, al norte de París, Hollande dio la bienvenida a los 150 jefes de Estado y de Gobierno presentes en este cónclave. Antes de la apertura oficial, todos guardaron un minuto de silencio para honrar a las víctimas de los atentados de París del 13 de noviembre, que ocasionó 130 muertos y casi 300 heridos.

En esta reunión internacional de dos semanas, que concluye el 11 de diciembre, se espera alcanzar el primer acuerdo global en el que todos los países se comprometan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del actual cambio climático.

————————————————————————————————————————————-

Rusia: propone un acuerdo que reemplace el protocolo de Kioto

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, propuso que se cree un acuerdo de carácter vinculante que sustituya el protocolo de Kioto a fin de garantizar una reducción de cambio climático en el mundo.

Durante su intervención en la Cumbre COP21 que se desarrolla en París, Francia, el líder ruso aseguró que el compromiso para alcanzar ese objetivo “tiene que ser global, eficiente y con igualdad”, por parte de los países.

Asimismo, llamó a las naciones a discutir medidas para hacer frente al agotamiento de los recursos naturales.

Putin se comprometió a brindar apoyo financiero y tecnológico a los países en vías de desarrollo, para unir esfuerzo en aras de reducir la contaminación global que provocan los gases de efecto invernadero.

Por otra parte, precisó que Rusia ha sumado esfuerzos y tecnología que le han permitido “desacelerar el calentamiento global” y reducir las emisiones de carbono.

Rusia es el quinto país con la mayor tasa de emisión de gas invernadero, la cual se sitúa en 4,9 por ciento.

—————————————————————————————————————-

Presidente chino pide más acciones globales contra cambio climático

presidente-de-china

El presidente de China, Xi Jinping, instó hoy en Francia a fortalecer las acciones globales para mitigar el cambio climático, y a los países desarrollados respeten sus compromisos de financiación y aquellos en desarrollo aceleren su transición energética.

En su alocución en la apertura de la cumbre del clima de París (COP21) abogó porque cada país busque una solución que se adapte a sus necesidades, sin dejar de optar por un modelo de cooperación en el que todas las partes se beneficien.

En consideración del mandatario, que arribó a la capital francesa este domingo, además de los gobiernos deberían movilizarse al sector empresarial, las Organizaciones no Gubernamentales (ONG) y todos los actores de la sociedad.

Para hacer frente al cambio climático no hay que privar a los países en desarrollo de la necesidad legítima que tienen de hacer retroceder la pobreza y de mejorar las condiciones de vida de su población, dijo.

Opinó que la reunión de París debe ser vista como el punto de partida que sirva para fomentar la recopilación de recursos, controlar el aumento de las emisiones y poner en marcha el mecanismo que conduzca hacia un desarrollo verde.

En lo concerniente a las medidas adoptadas por su administración para mitigar el cambio climático, Xi resaltó que la ecología jugará un rol esencial en su tercer plan quinquenal en el que se aspira a lograr un desarrollo sostenible y abierto, partiendo de la base de la innovación.

De acuerdo con el presidente chino, su Gobierno mantiene el objetivo de reducir las emisiones de CO2 por unidad del Producto Interno Bruto (PIB) entre el 60 y el 65 por ciento para 2030 respecto a los niveles de 2005.

También se comprometió a aumentar fuentes de combustibles no fósiles en el consumo de energía primaria para reducir cerca del 20 por ciento sus emisiones de carbono antes de 2020.

El líder de la segunda economía del mundo fundamentó que China está actualmente a la cabeza de los países respecto a la conservación energética y en el uso de energías renovables, y se comprometió a mantener sus esfuerzos, especialmente los referentes a la cooperación entre las naciones del sur.

Xi aseveró que la presencia de tantos líderes mundiales en la capital francesa es una muestra más de que el terrorismo no tiene cabida en la actualidad y no podrá paralizar los esfuerzos de la humanidad por mitigar el cambio climático.

————————————————————————————————————–

Obama reconoce la responsabilidad de EEUU en el cambio climático

En su discurso este lunes ante la Cumbre del Clima (COP21) en París, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que el mundo se encuentra ante “un punto de inflexión”, que supone “el momento en el que decidimos firmemente salvar nuestro planeta”.
Obama se comprometió a que “EEUU reducirá sus emisiones entre 26% y 28% por debajo de los niveles de 2005 en 10 años”.

El presidente estadounidense llamó a “mostrar al mundo lo que es posible cuando actuamos juntos”.

“Tenemos el poder de cambiar el futuro aquí y ahora, pero solo si nos ponemos a la altura del acontecimiento”, advirtió Obama ante representantes de 195 países reunidos para la COP21 en Le Bourget, al norte de París.

“Hemos probado que un crecimiento económico fuerte y un medio ambiente más seguro ya no están en contradicción“, explicó. “Eso debería darnos esperanza”, añadió.

Estados Unidos es en la actualidad el segundo emisor del planeta de gases de efecto invernadero, reconoció Obama.
Ante más de 150 líderes mundiales, la reunión más importante de este tipo organizada hasta la fecha por Naciones Unidas, Obama dijo: “He venido aquí personalmente (…) para decir que Estados Unidos no solamente reconoce su papel al crear este problema, sino que asume su responsabilidad al respecto”.

El objetivo de las negociaciones de la COP21 es cerrar un acuerdo de limitación de esas emisiones, así como la creación de controles mutuos entre los firmantes y de ayudas financieras para los países menos desarrollados.

“Cerremos un acuerdo (…) en el que el progreso abra paso a objetivos actualizados de forma regular”, explicó.

“Objetivos que no sean establecidos para cada uno de nosotros, sino por cada uno de nosotros, y que tengan en cuenta las diferencias que enfrenta cada una de las naciones”, indicó.

“Ninguna nación -no importa si es rica o pobre- está inmune a lo que esto significa”, dijo el mandatario para lo que describió como un efecto en espiral, si no se hace nada para detener el cambio climático.

La cuestión de la transparencia a la hora de contabilizar y comunicar los esfuerzos hechos para contener y paliar los efectos del calentamiento global será una de las cuestiones clave que tendrán que ser resueltas durante la COP21 para lograr un acuerdo climático global.

Previamente, el mandatario estadounidense se reunió con su homólgo chino, Xi Jinping, ante quien defendió la importancia de que ambos países se coordinen en la lucha contra el cambio climático y que haya “transparencia” en los esfuerzos que se lleven a cabo.

“Nunca antes nuestra coordinación había sido más necesaria y más fructífera”, afirmó Obama, quien recordó que tanto su país como China son los dos mayores emisores de dióxido de carbono (CO2) del mundo.
“Ambos hemos determinado que es nuestra responsabilidad tomar medidas” al respecto, aseguró, a la vez que consideró que el “liderazgo” de ambos países ha sido “vital”.

Obama también recalcó que en los esfuerzos globales para limitar el aumento de temperatura es necesario que se “aumente la transparencia para construir confianza”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s