IMÁGENES DEL DÍA #TomaAPopayán Más de 10 mil indígenas y campesinos se movilizaron en apoyo al paro agrario en el Cauca

10indigenasparoagrariomarchaindigenapopatomapopa1 tomapopa2tomapopa3tomapopacrictomapopacric1

pancartacrictlc

Gigante la movilización  pacifica indígena, campesina en la toma a la ciudad de Popayán, aproximadamente 10 mil personas marcharón  por las calles de la capital del Cauca, apoyando el paro agrario, la soberanía alimentaria y rechazando el TLC .

Los puntos reivindicativos de  la  movilización son

“Respeto por las comunidades locales, sus territorios y sus culturas. Acceso a la propiedad rural y adjudicación de tierra a campesinos, indígenas y afros y no a las corporaciones empresariales.

Priorizar la economía campesina, indígena y afro, y la soberanía alimentaria del país con respecto a la locomotora  minera.

Ni un TLC más y renegociación de los ya firmados.

No al tratamiento violento a los paros por parte de la Fuerza pública y a la estigmatización de la lucha social por parte del Estado”. 

Los indígenas en un comunicado público formularon su posición respecto a la situación nacional relacionada con el paro agrario.

tlcpopa

Considerando que: 

La política económica de globalización neoliberal afecta gravemente a  la soberanía alimentaria del país, a  pequeños y medianos productores del campo,  al empleo y la producción nacional, y ha llevado a la crisis agraria que hoy nos golpea.

De manera contundente y masiva campesinos de todo el país, indígenas, afrocolombianos, paperos, cebolleros, lecheros, cacaoteros, transportadores, arroceros,  cafeteros, estudiantes y  otros sectores populares, nos hemos movilizado en justas luchas ante una problemática que nos afecta a familias productoras y consumidoras del campo y la ciudad.

Los gobiernos de turno han militarizado y criminalizado la vida de las comunidades y la protesta social con el fin de perpetuarse en el poder e impedir la articulación de la lucha contra el modelo económico y sus políticas de despojo. Las comunidades indígenas  hemos planteado la desmilitarización de parte y parte,  el respeto a la organización social y la solución política negociada del conflicto armado.

Como CRIC en conjunto con otros sectores indígenas del país, campesinos y afros,  en el año 2.004 nos movilizamos en el Primer Congreso Indígena y Popular, en el 2.005 realizamos la consulta interna sobre el TLC con los Estados Unidos e iniciamos el proceso de Liberación de la Madre Tierra, en el 2.006 avanzamos en la Cumbre Nacional de Organizaciones Sociales, en el 2.008 y 2.009 en compañía de varios sectores sociales realizamos de cara al país la Minga de Resistencia Social y Comunitaria, en 2.010, 2.011 y 2.012 desarrollamos la Minga de Resistencia por la Autonomía y Armonía Territorial y el cese de la guerra  y en el 2013 participamos en el paro cafetero en los meses de febrero y marzo.

El Congreso de la República  y el gobierno nacional han impulsado la legislación del despojo con normas tales como: firma de 18 tratados de libre comercio TLC y otros listos para firmar, código minero, ley forestal, planes departamentales de agua, ley sobre penalización de la comercialización de semillas no certificadas, ley sobre propiedad intelectual de obtentores vegetales UPOV, normas sobre extranjerización de la tierra,  estatuto de desarrollo rural del presidente Uribe y  actual proyecto de ley de tierras y desarrollo rural del gobierno del presidente Santos. Ellos son los directos responsables de la crisis del campo colombiano.

Las comunidades indígenas del CRIC hacemos parte de los sectores populares y nuestro proceso de lucha se da en el marco de buscar la unidad para conjuntamente lograr un  país, equitativo, democrático donde quepamos todas y todos.

Los empresarios inversionistas de  macroproyectos, agronegocios y  cadenas productivas,  y asociaciones como la SAC, FEDEGAN, FEDEPAPA, FEDERACION DE CAFETEROS y los partidos políticos tradicionales, tienen gran responsabilidad en el modelo que se ha venido imponiendo y por tanto no son los llamados a resolver la problemática que nos afecta.

Exigencias:

Derogatoria de los TLCS firmados y no firma de ninguno otro,  garantizando la protección y fomento de la producción nacional y el respeto de los territorios de las comunidades indígenas, afrocolombianas y campesinas.

Garantías y respeto  para la protesta y la movilización social  y  no criminalización ni tratamiento violento de las mismas.

Desmilitarización de los territorios indígenas, campesinos y afrocolombianos y de la vida social en general.

Llamado de urgencia:

Al Gobierno nacional:

–    A hacer cambios estructurales de la política territorial, social, cultural y económica del país, ya que la política actual y las respuestas que se están dando no resuelven la crisis que vivimos la mayoría de las familias colombianas.

–    A no dividir ni fragmentar el movimiento campesino, indígena y afrocolombiano, y a sus diversas expresiones organizativas y de movilización.

A los sectores populares y al gobierno nacional:

–    A construir la mesa de unidad agropecuaria nacional acordada con las movilizaciones de Boyacá, Cundinamarca y Nariño, con la participación de todos los sectores del campo, campesinos, indígenas y afrocolombianos, en sus diversas expresiones organizativas, para concertar el cambio de modelo que requiere el país y que ha planteado la movilización agraria.  Esta mesa debe   concretarse y actuar de manera rápida y sin dilaciones ante la grave crisis existente. La comunidad nacional e internacional y sus organismos de derechos humanos, deben ser invitadas como veedoras de este proceso

A los sectores populares:

A confrontar en el corto, mediano y largo plazo el modelo de desarrollo actual, dando continuidad a la movilización social y a la construcción de  economías propias (comunitarias, solidarias, mixtas)  que nos garanticen  encadenamientos, mercado interno, soberanía alimentaria, conservación integral del territorio, producción armónica con la naturaleza,  conocimientos propios y vida digna para todas y todos.

A acompañar, vigilar  y fortalecer con movilización social la mesa de unidad agropecuaria nacional o espacio respectivo de negociación que se concerté entre todos los sectores.

–    A preparar una gran movilización nacional unitaria con todos los sectores sociales, estudiantes, trabajadores, campesinos, indígenas, afrocolombianos, hombres y mujeres, de todas las regiones del país, para que avancemos hacia un modelo económico y social incluyente y equitativo.

CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA. CRIC.

notlcpopa

tlccauca

Popayán, septiembre 03 del 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s