“POR LA PAZ DE COLOMBIA ” Por Jose Uriel Perez.

Estamos en el momento  de los diálogos de Paz, como un aporte al tema, transcribo la carta que fue enviado  a mi correo por  el señor Jose Uriel Perez, un campesino que a sufrido  el conflicto armado en Colombia.

POR LA PAZ DE COLOMBIA.

 

Hoy que el Proceso de Paz presenta dificultades, me permito hacerle llegar estos modestos escritos a los Señores Negociadores en La Habana, en espera de que aporten algo al citado proceso.

 

Es mi forma muy particular de ver este doloroso conflicto y el proceso de paz. Como modesto campesino y en medio de mi ignorancia, me parece preocupante que por simples propuestas de los negociadores se pueda armar escándalos tan grandes que pongan en peligro al proceso. La intervención de los voceros de las FARC, no parece descabellada ni una imposición que pueda poner en peligro al proceso. Tampoco lo es proponer un cese bilateral de hostilidades, que es necesario y le daría un gran impulso.

 

El país ha tenido que soportar 780 meses de guerra con devastadoras y dolorosas consecuencias y nadie la rechaza; no se entiende por qué unas propuestas por no estar en agenda puedan ser motivo de tanto disgusto. Si apenas estamos  negociando en espera de resultados tangibles, es necesario escuchar y ser escuchados para poder equilibrar la balanza, especialmente cuando los ácidos resentimientos invaden el corazón de los bandos, en un conflicto que ninguno de los actores ha podido ganar, por intolerancia y carencia de justicia, mientras el país se destruye y el pueblo pone los muertos. Es necesario obrar con mesura y amor por el país y sus gentes.

Hoy cuando se han presentado casos de secuestro y la insurgencia los justifica y, que si son secuestrados o prisioneros de guerra o, simplemente retenidos en combate, es una cuestión de semántica que no puede entorpecer al proceso, con cualquiera de las denominaciones están sufriendo una atroz consecuencia de la guerra y lo más indicado es buscarle la solución.

Hay propuestas muy aplomadas como las del Dr. Samper que sería bueno tener en cuento en estos momentos difíciles, el país y sus gentes claman por un proceso de paz creíble y es justo que no sufran una decepción más. 

Me parece necesario tener en cuenta que en un país como el nuestro nunca será fácil un proceso de paz por razones obvias y tener en cuenta que si el Gobierno determinó arreciar la guerra y negociar en medio del conflicto, es una decisión  respetable y en consecuencia aceptar que si las tropas atacan en cumplimiento de la orden,  el enemigo va a contra-atacar y eso genera hechos de guerra abominables de lado y lado. En qué país del mundo, un ejército que pelea en gran desventaja, se arrodilla para recibir golpes?  A esos hechos, es a  los que se les debe buscar pronta solución, antes que generar controversias que pongan en peligro al proceso. Debe ser un motivo para agilitar las cosas y evitar que los enemigos de la paz, quienes no pierden oportunidad, tengan motivos para seguir haciéndole más daño al proceso que el mismo conflicto.  Para que el proceso llegue a feliz término debe estar por encima de todas la dificultades y vencer todos los obstáculos, de lo contrario sería hacer el ridículo, sería abrirle caminos a la confrontación armada y seguir destruyendo a un país que ya no resiste más barbarie. Creo que lo sucedido nunca debía haber sido publicado antes de la solución

Si el país ha tenido que resistir 65 años de guerra y destrucción, creo que no nos debemos dejar vencer por las dificultades por  grandes que sean cuando justamente se ha iniciado el proceso de paz para poner fin a la barbarie. Si el Gobierno cuenta con el apoyo de las mayorías nacionales y del mundo entero, es la oportunidad para darle todo el impulso que sea necesario para que vuelva a florecer la paz y nuestras generaciones no sufran lo que otros hemos sufrido y puedan disfrutar su trabajo y, vivir y morir en paz      

 

Si de verdad queremos la paz, antes que controvertir y amenazar con la dejación de la mesa, es mejor allanar el camino buscándole una solución a las dificultades. Hay necesidad de moderar el lenguaje y evitar a toda costa que los fogonazos de la guerra alcancen la mesa de negociaciones. Para eso están negociando en Cuba lejos del fuego, para evitar que muchos lo aticen y  salgamos quemados. Creo que los  negociadores deben escucharse mutuamente y con mesura buscar soluciones antes que caer en las confrontaciones, teniendo en cuenta que si se aborta el proceso los que pierden no son los negociadores, sino la paz, el país y todos los colombianos.

Alguien ha pensado en las terribles consecuencias que traería la suspensión del proceso? La escalada guerrerista sería un tsunami de horror y de sangre sin precedentes en la historia. Si el Gobierno está haciendo un gran esfuerzo, es porque sabe que no resistimos más horror y  tenemos que apoyarlo  por el bien del país, por el bien de todos.

 

Abandonar la mesa de negociaciones significa privilegiar la guerra, seguir llenando de bombas el pañol de los aviones para destruir al país y la vida en forma demencial en un ataque de amnesia que olvida  65 años de horror y destrucción en el que han sido dados de baja centenares de jefes insurgentes y miles de combatientes, como miles de soldaditos que hoy los llora la patria, como inútil sacrificio que no nos ha traído la paz, porque la paz no consiste en acabar con quienes abrazan la protesta sino las causas que la motivan. Por eso con todo el respeto me aparto de la tesis del Señor Presidente de acabar la guerra “por la buena o por la brava”. Por la buena, nunca ha habido voluntad y por la brava llevamos 65 años de destrucción y muerte y el conflicto continúa de mal en peor. Por la buena, tendremos todas las dificultades pero tendremos el apoyo de todo el mundo y el fin será glorioso, por la brava, será  muy fácil, nos apoyan  todos los guerreristas pero el fin será incierto y doloroso, se llenarán de cadáveres los cementerios y de fosas comunes nuestros campos, semilleros de nuevos brotes de violencia que mañana enfrentarán al Estado, porque la paz de los cementerios, no es paz.        

   

Quién ha dicho que el proceso de paz es fácil?  Desde el 09-04-48  día del  terrible magnicidio, la muerte de Gaitán, la guerra no ha parado un solo día, son 780 meses de dolor y destrucción, tiempo en el que el daño causado ha sido inmensamente grande, las heridas muy profundas, por tanto, volver por los cauces de la concordia y la paz jamás será fácil, jamás lo será cambiar el pensamiento de quienes se lucran de la guerra y, cambiar el corazón de millones de jóvenes y niños  cuyo cerebro ha sido preparado para odiar y matar.

Todos los colombianos sensatos y el mundo entero, deben entender que acabar un conflicto que lleva 65 años de dolorosa duración, no es fácil. Por tanto, si le han dado tanto tiempo a la guerra, por qué no a la paz?.    

 Con todos los recursos y la avanzada tecnología de guerra, pueden ser   aniquilados todos los reductos insurgentes, pero si no se hace lo mismo con las causas del conflicto, como son las injusticias, la abismal distancia entre clases, la carencia de oportunidades, de justicia económica y social, de  servicios básicos, nacerán nuevas inconformidades violentas para enfrentar al Estado.  

Han sido 65 años destruyendo todas las formas de vida, destruyendo el corazón de la  juventud y la niñez, matando a decenas de miles de soldaditos, hijos de  humildes campesinos, a quienes les lavan el cerebro para que con amor se entreguen a la guerra y dañen hermanos, hijos del mismo Dios y de la misma patria en defensa de causas que les hacen ver como  justas.       

Si de verdad se desea la paz, es necesario  vestirnos de tolerancia y paciencia, pensar y obrar con justicia, acortar la terrible distancia entre pobres y ricos, encontrar el punto de equilibrio, donde la mano de mi hermano alcance la mía y la mía a la de mi hermano y  así compartir en armonía, el mismo pan en la mesa que con tanto amor El Señor nos entregó.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s